Ten Minutes Older (Herz Frank, 1978)

Herz Frank estaba entre aquellos que, en 1960, tras las represalias de Stalin, trató de recuperar la tradición documental marcada por el director soviético Dziga Vertov. Querían sustituir los documentales propagandísticos por obras reales y apasionadas. Ten Minutes Older es un cortometraje compuesto por un único plano secuencia de diez minutos de duración, centrado principalmente en un niño que observa absorto una función que transcurre en off visual, durante estos diez minutos, filtra por su rostro la inquietud, el miedo, la desesperación, la alegría que le confiere una representación que nunca vemos. Una experiencia imborrable para su protagonista pero, para nosotros espectadores, la síntesis fugaz del significado de la niñez, de la pérdida de la inocencia y del envejecimiento, del significado de una vida, de la misma vida. Una obra maestra.